P´gina principal

La Experiencia Caribeña Compartida


"Cuando tienes la oportunidad de mejorar cualquier situación, y no lo haces, estás malgastando tu tiempo en la Tierra", afirmó Roberto Clemente. Los jugadores latinoamericanos toman estas palabras al pie de la letra. Muchos regresan a sus países y juegan en las ligas de invierno, con lo que fomentan la popularidad del juego desde su base popular. Otros devuelven construyendo escuelas, estadios de béisbol e incluso ligas completas.


El cerrador estelar de los Yankees, Mariano Rivera, no sólo compartió la alegría de jugar al béisbol con los niños de su Panamá natal sino que también contribuyó a financiar allí una nueva escuela primaria.

En 1999, el parador en corto Édgar Rentería restableció y financió la Liga de Invierno en su Colombia natal como una manera de hacer crecer este deporte. Estas gorras, de Cartagena y Barranquilla, representan la mayor rivalidad de la Liga Colombiana de Béisbol Profesional.