P´gina principal

Celebración - Los logros de los latinoamericanos


Los jugadores latinoamericanos de las Grandes Ligas continúan estableciendo récords, ganando premios y obteniendo anillos de campeonato. Sus logros emocionan a los entusiastas de todo el mundo y enorgullecen a sus países natales.

El cerrador de los Royals, Joakim Soria se convirtió en el lanzador lider de juegos salvados de origen mexicano de todos los tiempos el 25 de abril de 2010. Soria usó esta camiseta cuando el mantuvo la victoria de 4-3 sobre los Twins y logró su juego salvado número 94 de su carrera, sobrepasando el antiguo record de Aurelio Lopez.

Zapatillas utilizadas por el lanzador panameño de los Yankees de Nueva York, Mariano Rivera, durante la Serie Mundial de 1999, cuando logró dos de sus 23 salvamentos consecutivos en postemporada-un récord de las Grandes Ligas-para obtener el premio al Jugador Más Valioso de la serie
Este ticket del juego del 28 de junio de 2009 que acabó cuando el cuando el cerrador de los Yankees, Mariano Rivera, completó el juego salvado número 500 de su carrera y se convirtió en el segundo jugador en alcanzar este logro.
Usando esta gorra en la Serie Mundial de 2009, Mariano Rivera no permitió carreras en los cuatro juegos que ganó el equipo de Nueva York, bajando su promedio de carreras limpias permitidas [RBI] en la Serie a 0.99. Sus dos juegos salvados extendieron el total de su carrera en la Serie Mundial a un record de 11.
El 17 de setiembre, el lanzador de cierre Mariano Rivera venció a este bate utilizado por jugador de Toronto, Brett Lawrie, cuya rola fue el segundo fuera de la novena entrada. De ahí Rivera cerró la victoria de Nueva York por 7-6 con la salvada nro. 601, empatando con Trevor Hoffman como el mejor de todos los tiempos.
El lanzador de cierre de los Yankees, Mariano Rivera, usó esta gorra el 16 de julio de 2013, durante una octava entrada perfecto para ganarse los honores MVP en su último Juego de las Estrellas. En el noveno torneo Clásico de Verano, Rivera sometióó a los bateadores de la liga nacional a un promedio de bateo de .185, registrando un promedio de 0.00 de carreras merecidas y un récord de cuatro juegos salvados.


El parador en corto de los Gigantes de San Francisco, Édgar Rentería, utilizó este bate en el cuarto juego de la Serie Mundial de 2010. El jugador colombiano anotó todas las carreras de San Francisco en la victoria de 3-1 que los llevó al campeonato y le otorgó el premio de MVP de la Serie.

Xander Bogaerts, el novato tercer hombre de base del Medías Rojas de Boston en 2013, entró en la postemporada de ese año con sólo 18 juegos de la Liga Mayor en su haber. Llevando estos guantes, el natural de Aruba registró un golpe fuerte plus en la base de 0.893 OPS durante la carrera de la postemporada de Boston, segundo solo después de David Ortiz.