P´gina principal
El color de la piel

Enfrentando Barreras - El color de la piel


Hasta 1947, el color de la piel determinaba si uno podía jugar en las Grandes Ligas. Sólo eran aceptados los jugadores latinoamericanos de piel clara hasta que Jackie Robinson rompió la barrera racial, abriendo así las puertas a otros jugadores de piel oscura que antes tenían sólo dos opciones: el béisbol caribeño o las Ligas Negras.

"Nunca permito que el mundo me haga daño. Acostumbraban a decirme cosas terribles. Me entra por un oído y me sale por el otro. Por fuera, sólo les di mi sonrisa. Mi sonrisa todo el tiempo". - El cubano Orestes "Minnie" Miñoso, quien en 1949 se convirtió en el primer jugador latinoamericano negro de las Ligas Mayores

La estrella latinoamericana más celebrada de las Grandes Ligas antes de la integración, Adolfo "Dolf" Luque, ganador de 194 juegos entre 1914 y 1935, fue el primer lanzador latinoamericano en ganar 20 juegos en una temporada y el primero en lanzar en una Serie Mundial.

Miguel "Mike" González (mal deletreado en la postalita), que fue receptor en cinco equipos entre 1912 y 1932, extendió su carrera como respetado instructor de Grandes Ligas con los Cardenales de San Luis hasta 1946.